Blog de hiddencorners

Música de verdad para los oídos

Y es que han sido cinco largos años esperando para volver a ver a la banda estadounidense Imagine Dragons de vuelta en Madrid. Pero si algo podemos decir del pasado sábado es que la banda de Las Vegas no defraudo ante un WiZink Center completamente lleno. Con melodías pegadizas y estribillos llenos de estallidos agudos, ascensos épicos y puños en alto. Esta claro que los estadounidenses no solo quieren ser grandes, sino grandiosos, y su espectáculo resultó arrollador en todo: un espléndido sonido que podría tirar tabiques abajo, explosión de confetis ya en la primera canción, cañones de humo, globos, etc. desde luego Imagine Dragons no se anda con rodeos.

Desde el inicio de los primeros acordes de “I Don’t Know Why”, tema que usaron como apertura, el público se dejó la voz y la piel sobre la pista. Durante todo el concierto se convirtieron en auténticos coristas de Reynolds. El cantante jugaba con ellos a través de breves introducciones acústicas entre tema y tema, demostrando una vez más que son la banda perfecta para generar un karaoke colectivo sin importar momento o canción.

Con un Dan Reynolds que volvía loco al público, éxito tras éxito, el no paraba un momento quieto, motivado, tirándose al suelo como en plegarias y animando con la mirada y puño a todas partes. Entre todo, la espectacularidad visual con globos y confetis, humos en los laterales de un gran y diáfano escenario para dar con la sorpresa.

Justo en el otro lado del recinto, otro mini escenario que contentaría a las gradas más lejanas. La banda pasaba andando por el lateral para llegar, rodeados de seguridad pero cercanos y saludando arriba y a los lados a la gente. Un pequeño set acústico donde tocaron “Next to me”, un atractivo “Bleeding out” y “I bet my life”, que, por supuesto, sirvió de karaoke para dejar escuchar a todo el Palacio de Deportes bien alto.

Después del momento intimo de la noche llegaría la recta final de la noche con la sucesión de sus mas grandes éxitos con la rompedora “Thunder”, el ritmazo de “Walking the fire” hit hecho a medida para hacer vibrar a todo el recinto y para terminar con un “Radioactive” con el que darlo todo y acabar en lo alto bajo los aplausos y 15000 personas de pie aplaudiendo a los americanos.


Imagine Dragons cantando "Bleeding Out"

























Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: